Buscar este blog

viernes, 25 de mayo de 2018

Comienza la cuenta atrás para las elecciones al Parlamento Europeo


Dentro de justo un año, millones de europeos elegirán los miembros del nuevo Parlamento Europeo y decidirán quién liderará la próxima Comisión Europea.

En su reunión del pasado 20 de marzo, el Consejo de la Unión Europea convino en que desea que las próximas elecciones al Parlamento Europeo se celebren del 23 al 26 de mayo de 2019, como habían propuesto en enero los europarlamentarios.
Las elecciones al Parlamento Europeo se celebran cada cinco años. Tras considerar “imposible” la fecha inicialmente prevista según la normativa electoral europea (entre el 6 y el 9 de junio de 2019), el Consejo decidió consultar al Parlamento Europeo, cuyos miembros decidieron adelantar la fecha para que tengan lugar entre el 23 y el 26 de mayo del año próximo, dos meses después de la salida efectiva del Reino Unido de la UE. Si bien se considera un mero trámite formal, el Consejo deberá dar su visto bueno a la fecha antes de que finalice junio. Las últimas elecciones al PE tuvieron lugar del 22 al 25 de mayo de 2014.

El presidente del Parlamento, A. Tajani, ha afirmado que la opinión favorable hacia la UE está creciendo entre la ciudadanía europea a pesar de la salida del Reino Unido, según los resultados del Eurobarómetro. También ha declarado que durante los próximos doce meses los ciudadanos europeos tendrán que considerar qué está haciendo la UE para protegerlos, crear nuevas oportunidades y proyectar su fuerza más allá de sus fronteras. Los europeos esperan respuestas a las inquietudes sobre los flujos migratorios, la lucha contra el terrorismo, el medio ambiente y el empleo. Por ello, Tajani cree que las instituciones deben asegurarse de que los ciudadanos sean conscientes de los resultados que los eurodiputados están consiguiendo día a día en materias que le afectan a su vida diaria.

Un español cobra 2.200 euros menos al mes que un danés y 1.000 que un alemán


El salario medio ordinario bruto en los 28 países de la UE fue de 2.000 euros mensuales en 2017, un 18% superior al de nuestro país, que se quedó en 1.639 euros. La brecha entre ambas remuneraciones, 361 euros al mes, ha aumentado en el último año y ha pasado del 13,4 al 18%, según el último informe de Adecco.

La diferencia entre el país con salarios más altos (Dinamarca, 3.807 euros) y el que tiene los más bajos (Bulgaria (407 euros) es de 3.400 euros al mes, un 835%. Es decir, que el salario de tres días en Dinamarca equivale a todo el sueldo medio mensual en Bulgaria. Si lo comparamos con España, necesitaríamos trabajar 70 días para cobrar el salario equivalente al que reciben mensualmente en aquel país nórdico.
Asimismo, la situación relativa del salario español es de clara ventaja en comparación con los países del este de Europa, pero resulta desfavorable con respecto de los países más avanzados de la UE. Por ejemplo, la remuneración de España es cuatro veces mayor (407 euros/mes) que la de Bulgaria. Sin embargo, es un 39,7% inferior a la alemana (1.080 euros mensuales de diferencia).
El informe clasifica los 28 países de la UE en tres grupos, según los salarios medios mensuales. En el primero de ellos están los nueve países con remuneraciones de más de 2.500 euros, encabezados por Dinamarca que, con 3.228 euros, es el Estado con el salario más alto. Después están Luxemburgo (3.228 euros) e Irlanda (2.790 euros).
 En el segundo grupo figuran otros nueve países con salarios medios de entre 2.500 y 1.000 euros. Aquí es donde aparece España (1.639 euros). Por delante de ella están Italia (2.033 euros), Francia (2.365) y Reino Unido (2.381) y, por detrás, Chipre (1.291 euros), Malta (1.265), Eslovenia (1.190), Grecia (1.023) y Portugal (1.017).
El tercer grupo está integrado por los diez Estados con salarios medios por debajo de 1.000 euros. Todos ellos son de la Europa del este, desde Estonia (942 euros) hasta Bulgaria (407 euros), que ocupa el último lugar. De hecho, es el único país con un sueldo inferior a los 500 euros.
El informe indica que si nos referimos únicamente a los 19 países que utilizan el euro, las diferencias no son tan elevadas. Así, el salario medio de Luxemburgo (el primero del ranking) es casi seis veces más alto que el de Lituania (el último de la lista). España tiene una posición de ventaja respecto a los países del Este, pero de desventaja sobre los más avanzados de la UE. La brecha salarial con Alemania es de 1.080 euros mensuales, es decir, casi un 40% inferior. Por lo tanto, un asalariado medio en España necesita trabajar 20 meses para tener un ingreso similar al de un trabajador alemán en un año. La comparación con Francia es un poco menos desfavorable, ya que la diferencia es de 717 euros mensuales, un 30,4% inferior. Aquí hay que destacar que la brecha entre España y nuestros vecinos ha aumentado en 104 euros mensuales en 2017 al haber crecido más los salarios en Francia.
Por el contrario, la diferencia salarial con nuestros otros vecinos, Portugal, es muy favorable a España, ya que aquí el sueldo medio es un 61% superior, es decir, 622 euros mensuales, a pesar de que en el último año se redujo en 46 euros. Similar es la brecha de nuestro país con Grecia: 616euros más al mes, el 60%.
 El salario medio en España subió el año pasado un 0,2% respecto a 2016, lo que confirma la estabilidad que registra en los últimos siete años, periodo en el que ha oscilado entre los 1.630 y los 1.640 euros mensuales. Es más, el salario medio del año pasado, 1.639 euros, es el mismo de 2012.
 Esta consultora líder mundial en recursos humanos subraya que, a pesar de la desventaja en comparación con la remuneración media europea, España sigue colocada en una situación intermedia, ya que hay 15 países europeos cuyos salarios medios son inferiores al nuestro (más que duplica a seis de ellos), mientras que los restantes 12 estados de la UE tienen remuneraciones mayores que la española.


La política de cohesión después de 2020: nueva iniciativa de la Comisión ayuda a los Estados miembros y a las regiones a mejorar la gestión de los fondos de la UE



La Comisión ha seleccionado a cinco autoridades nacionales y regionales de Bulgaria, Grecia, España, Croacia y Polonia para participar en una nueva iniciativa piloto sobre la buena gobernanza y el desarrollo de capacidades administrativas.
La iniciativa se refiere a los cinco programas de la política de cohesión siguientes: el programa «Infraestructuras de transporte, medio ambiente y desarrollo sostenible», en Grecia, el programa regional de Lublin, en Polonia, el programa regional de Extremadura, en España, el programa «Competitividad y cohesión», en Croacia, y el programa «Regiones en crecimiento», en Bulgaria.
Con el fin de mejorar la gestión de los prog
ramas financiados por la UE en el período posterior a 2020, expertos de la Comisión y de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ofrecerán apoyo específico. Estos expertos se centrarán en el establecimiento de estructuras organizativas adecuadas y el desarrollo de las capacidades necesarias del personal. También ayudarán a las autoridades a mejorar la coordinación con los otros agentes participantes en el despliegue de los programas de la política de cohesión, tales como las empresas y los interlocutores sociales, las agencias de desarrollo y las organizaciones de la sociedad civil.
La primera fase de la iniciativa piloto, que se extenderá desde el verano de 2018 hasta marzo de 2019, se dedicará al establecimiento de una hoja de ruta para el desarrollo de capacidades administrativas. Con la ayuda de los expertos, las autoridades planificarán una serie de mejoras en cuatro ámbitos: 1) la estructura organizativa y la transparencia; 2) los recursos humanos; 3) los procedimientos internos, las herramientas y los sistemas informáticos; y 4) la buena gobernanza, incluida la interacción con las partes interesadas externas.
Las autoridades de los programas ejecutarán la hoja de ruta durante la segunda fase de la iniciativa piloto, a partir de 2019. La Comisión las apoyará activamente, con más asesoramiento especializado y herramientas como el marco de competencias y el instrumento de creación de redes PEER 2 PEER.
Se han reservado 900 000 euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para el desarrollo de la primera fase de hojas de ruta en los cinco países. El presupuesto de la segunda fase se decidirá en una fase posterior.

Representación de la obra "Las Lenguas en la Unión Europea" en Arjona (Jaén)


La obra que presentó nuestra oficina Europe Direct Andújar, a través del IES Ciudad de Arjona, centro seleccionado en la XII convocatoria del concurso JACE (Jóvenes Andaluces Construyendo Europa), el pasado mes de abril en Mollina, Málaga, fue interpretada el pasado día 22 en el Teatro Capitol de Arjona, por los alumnos que intervinieron en JACE.

El objetivo era que varios  cursos y grupos del IES “Ciudad de Arjona” pudieran asistir a la representación, y  ver el trabajo que habían realizado sus compañeros para el concurso de Mollina, y que recibió la Mención de Honor al trabajo presentado, por la calidad de los contenidos y puesta en escena. 

Unos  150 alumnos aprendieron un poco más de la Unión Europea.



jueves, 24 de mayo de 2018

España casi duplica la tasa media de trabajo temporal en la UE


España ha recuperado buena parte del empleo perdido durante la crisis -aunque aún le faltan 1,2 millones de afiliados a la Seguridad Social para recuperar el nivel de 2007-, pero lo ha hecho a costa de mantener una elevada tasa de temporalidad. Tanto es así que al cierre de 2017 era, con mucho, la más alta de toda la UE. Los datos los facilita Eurostat y sitúan su tasa en el 26,8%, casi el doble que el promedio entre sus socios europeos, donde el 14,5% de los asalariados tienen contrato temporal.

Los siguientes países con niveles más altos son Polonia (26,1%), Portugal (22%), Holanda (21,5%) y Croacia (20,6%). En el extremo contrario, esto es, donde el trabajo tiene un horizonte más estable, destacan Rumanía (1,2%), Lituania (1,7%), Letonia (3%), Estonia (3,1%), Bulgaria (4,4%) y Reino Unido (5,6%). Esta problemática afecta de manera especial a los jóvenes. En España, según la agencia estadística de la UE, entre los trabajadores de 15 a 24 años de edad prácticamente tres de cada cuatro (el 73,9%) tiene un empleo temporal. Le siguen Eslovenia (71,6%), Polonia (68,2%), Portugal (65,9%), Italia (61,9%), Croacia (60,8%) y Francia (58%), en cualquier caso muy por encima de la media comunitaria del 43,9%.

Entre la población laboral de mediana edad, de 25 a 54 años, la temporalidad es más reducida -el 12,2% de media en la UE-, mientras que en los más cercanos a la jubilación cae más -el 6,7% hasta los 64 años-. Eso sí, entre las mujeres europeas la proporción es mayor que en los hombres -14,8% frente a 13,8%-, y ocurre igual en los países del euro frente al resto -16% respecto a 14,5%-.

Otra estadística reciente, esta vez de la CEOE, revela que seis de cada diez contratos a tiempo parcial firmados en 2016 (un 61,9%) fueron de carácter involuntario. Es decir, que el trabajador hubiera preferido ser contratado por más horas pero no le dieron elección.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Construyendo una Europa más fuerte: nuevas iniciativas para seguir impulsando el papel de las políticas de juventud, educación y cultura


La Comisión avanza en su objetivo de conseguir un Espacio Europeo de Educación de aquí a 2025, reforzar la dimensión cultural de la Unión Europea y reafirmar la participación de los jóvenes con un nuevo conjunto de medidas, que incluyen una nueva Estrategia para la Juventud y una nueva Agenda para la Cultura.

Las nuevas iniciativas están encaminadas a mejorar la movilidad para el aprendizaje y las oportunidades educativas en la UE, a empoderar a los jóvenes, en particular, animándolos a participar en la vida democrática y cívica, y a aprovechar el potencial de la cultura para el progreso social y el crecimiento económico en Europa.
Para que los jóvenes puedan desarrollar todo su potencial, se ha de prestar una mayor atención a la educación, la formación, la juventud y la cultura a nivel de la UE. Invertir en capacidades, competencias y conocimientos sirve para impulsar la innovación, la competitividad y la resiliencia. Las iniciativas presentadas contribuirán a dotar a los jóvenes de todas las extracciones sociales de unas perspectivas más prometedoras y les permitirán desempeñar un papel más activo en la sociedad.
La Comisión presenta un paquete que incluye:
  • una Comunicación general titulada «Construyendo una Europa más fuerte: el papel de las políticas de juventud, educación y cultura», que subraya el modo en que la Comisión está cumpliendo el mandato de la agenda de Gotemburgo y del Consejo Europeo;
  • una Estrategia para la juventud para el período 2019-2027, cuyo objetivo es empoderar a la juventud europea y dotarla de más peso en la elaboración de las políticas de la UE, reflejando así la importancia que la Comisión concede a invertir en los jóvenes y su futuro;
  • propuestas de Recomendaciones del Consejo sobre sistemas de educación y cuidados de la primera infancia de alta calidad, para sentar las bases del futuro éxito en la vida; sobre el reconocimiento mutuo de los títulos y los períodos de aprendizaje en el extranjero, para facilitar la movilidad para el aprendizaje en Europa; y sobre la mejora de la enseñanza y el aprendizaje de idiomas, para garantizar que más jóvenes dominen lenguas extranjeras;
  • una Nueva Agenda para la Cultura, para aumentar la concienciación sobre el rico patrimonio común de Europa; su objetivo es aprovechar todo el potencial de la cultura para construir una Unión más inclusiva y más justa, apoyando la innovación, la creatividad y el empleo y el crecimiento sostenibles, así como reforzar las relaciones exteriores de la UE. 
Como parte de las iniciativas anunciadas prosiguen los trabajos relacionados con otros aspectos del desarrollo del Espacio Europeo de Educación de aquí a 2025. La Comunicación general «Construyendo una Europa más fuerte» perfila los planes para crear la Tarjeta europea de estudiante, que pretende impulsar la movilidad para el aprendizaje mediante una reducción de las cargas administrativas y los costes que soportan los estudiantes y las instituciones de educación y formación. La Comisión tiene previsto implementarla en 2021 a más tardar, como símbolo visible de la identidad estudiantil europea.
La Comisión se propone poner en marcha proyectos piloto en 2019 y 2020, en el marco del programa Erasmus+, antes del despliegue total de la iniciativa en 2021.

martes, 22 de mayo de 2018

España supera a Alemania y Francia en desarrollo digital


La revolución digital es uno de los retos de este siglo para las empresas en particular y los países en general. Adaptarse a las nuevas tecnológicas es esencial para el futuro. Y en España la apuesta es clara. O al menos así se desprende del Índice de Economía y Sociedad Digital publicado por la CE.
Nuestro país ocupa ya el puesto diez en desarrollo digital de los 28 Estados miembros, cuando hace cuatro años ocupaba la posición 16.

Dinamarca, Suecia, Finlandia y Holanda ocupan los primeros puestos del ránking DESI. Son líderes en digitalización, pero no son los que mejor crecimiento tuvieron estos últimos años. La CE destaca a Irlanda, Chipre y España como los Estados que más avanzaron (más de 15 puntos) desde que empezó este informe.

La posición española es referencia entre las grandes potencias comunitarias: Alemania se sitúa en el puesto 14; Francia en el 18; Italia en el 25; y Reino Unido es la única que supera a nuestro país en la posición 7.
El DESI, que recoge indicadores como la conectividad, el capital humano o la integración de la tecnología digital en las empresas, también muestra que hay diferencias evidentes entre regiones. Tal es así que Rumanía, Grecia y Bulgaría tienen 30 puntos menos en desarrollo digital que los líderes de la lista, los daneses.

El informe de la CE pone de manifiesto el liderazgo español en administración electrónica al situar a nuestro país en cuarta posición en el indicador de servicios públicos digitales. Respecto al subindicador sobre usuarios de servicios de salud electrónicos, España ocupa el quinto puesto y en cuanto a integración de la tecnología digital, se ha pasado del décimo al séptimo lugar. Así, desde el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital hacen hincapié en que, durante 2017, se ha incrementado en torno a un 5% las empresas españolas que utilizan la tecnología en la nube.

En el informe de 2018 se ha introducido un nuevo subindicador en materia de conectividad que mide el despliegue de la fibra óptica hasta el hogar. En este indicador, España tiene un 72% los hogares con acceso a fibra; porcentaje muy superior a la media europea que se sitúa en el 27%. Además, la cobertura de telefonía móvil 4G ha crecido 6 puntos desde el anterior informe, situándonos por encima de la media europea.

Respecto al capital humano del que dispone España en relación a la digitalización, España ha avanzado hasta el puesto 14, situándose cercano a la media comunitaria. También destaca la séptima posición del ranking europeo en el subindicador de graduados en Ciencias, Tecnologías, Ingeniería y Matemáticas.

A nivel comunitario, la CE ha informado de una pequeña mejora en el número de licenciados en las materias anteriormente mencionadas. En la UE hay ya 19,1 graduados en estos estudios por cada 1.000 personas de entre 20 y 29 años.