Buscar este blog

miércoles, 13 de diciembre de 2017

El "plan Juncker" se rearma e inyectará 500.000 millones hasta 2020

El Parlamento Europeo aprobó ayer el último trámite para que la ampliación entre en vigor el 1 de enero de 2018 
 El Parlamento Europeo, por aplastante mayoría, aprobó ayer en Estrasburgo el último formalismo legal para que el llamado "plan Juncker" alcance más protagonismo y potencia de fuego y llegue a los 500.000 millones de inversión hasta finales de 2020. Son cifras mastodónticas que sin embargo ya no encuentran el eco político y mediático del que gozaron hace apenas dos o tres años, cuando la economía europea marchaba al ralentí. Ahora, se habla mucho de crecimiento y poco del "plan Juncker", una herramienta clave para salir de la Gran Recesión a la que sólo le queda esperar el juicio de la Historia para tener el reconocimiento que se merece.
 "Hemos decidido introducir algunas mejoras en los mecanismos del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) para que sus decisiones sean aún más transparentes y ofreciendo un apoyo técnico mayor a nivel local. El FEIE ya ha ayudado a crear 300.000 puestos de trabajo: mantengamos esta inercia", se felicitó ayer el vicepresidente responsable de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, el finlandés Jyrki Katainen.


 La Eurocámara avaló estos cambios con 502 votos a favor, 125 en contra y 19 abstenciones. El ponente de la comisión de Asuntos Económicos, el socialdemócrata Udo Bullmann, recordó que este plan se puso en marcha para contrarrestar una falta de financiación de 700.000 millones en Europa y explicó que esta modificación se produce para "modernizarlo y hacer que llegue a las regiones más necesitadas""Ya se han movilizado 250.000 millones, se han creado 600.000 puestos de trabajo y más de 400.000 pymes han recibido apoyo", señaló el ponente de la comisión de Presupuestos, José Manuel Fernández.

lunes, 11 de diciembre de 2017

XII PREMIO ANDALUZ DE INVESTIGACIÓN SOBRE INTEGRACIÓN EUROPEA

La Red de Información Europea de Andalucía convoca el XII Premio Andaluz de Investigación sobre Integración Europea en el marco de las actividades que realiza, con el objeto de fomentar la investigación sobre integración europea y apoyar a los investigadores/as que trabajan en temas relacionados con la Unión Europea.

Plazo de presentación:

Del 1 de febrero al 15 de marzo de 2018 a las 14:00 h.

Presentación de los trabajos y documentación:

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN EUROPEA
Universidad de Granada
Edif. Centro de Documentación Científica
C/ Rector López Argüeta, s/n
18071 Granada

Premio:

Consistirá en una dotación económica de 1.500 euros, diploma acreditativo y la publicación del trabajo con la mención del premio obtenido por la Red de Información Europea de Andalucía.

Información e impreso de participación:

http://www.andaluciaeuropa.com

España, a la cabeza de la Unión Europea en incumplimientos


 Tarde y mal. Así es como viene cumpliendo España con su obligación de trasladar a su legislación nacional las distintas normas que viene aprobando la Unión Europea. En realidad, el problema no es nuevo y desde principios de este siglo 'esto es, los culpables han sido los gobiernos dirigidos tanto por el PP como por el PSOE' el país aparece sin remisión en los puestos más destacados de esa lista negra.

Lo más preocupante es que esa tendencia se ha agudizado en los últimos ejercicios. Y es que si en 2015 ocupaba el segundo puesto por número de procedimientos de infracción abiertos desde la Comisión Europea, en 2016 ascendió al primer lugar de esta lista de señalados por 'Papa UE' como 'hijos remolones' a la hora de cumplir con sus deberes.

En su último informe, España sale bastante mal parada ya que cerró el último ejercicio con un total de 91 procedimientos abiertos «por incorrecciones en la transposición y/o una mala aplicación de la ley europea», lo que equivale a decir que ha hecho mal las cosas respecto a casi un centenar de directivas comunitarias.

No debería servir de consuelo, pero lo cierto es que la poderosa locomotora europea, Alemania, comparte con España el escarnio que puede representar ser el país de la Unión con más procedimientos de infracción vivos, 91 en ambos casos. Les siguen a poca distancia Bélgica (87 casos), Grecia (86), Portugal (84) y Francia (83). Por el contrario, los menos advertidos desde Bruselas son, con diferencia, Estonia (30), Malta (31) y Dinamarca (34).

En 2017 España ha sido advertida en hasta 35 ocasiones de posibles nuevas infracciones, es decir, a una media de tres cada mes y eso sin saber si en lo que resta de diciembre le llegarán más avisos. Entre los expedientes más recientes figura el relativo a la no transposición de la Directiva de este mismo año que desarrolla las últimas reformas regulatorias para el mercado de instrumentos financieros, reglas conocidas como Mifid II. También destaca otro por no aplicar de forma completa la normativa europea sobre blanqueo de capitales, tras expirar el plazo para ello en junio.

No cumplir con las reglas comunitarias ni en la forma debida ni en el momento oportuno le está saliendo caro a España, y mucho en comparación con el resto de los Estados miembros de la UE. Y es que siete de cada 10 euros que ingresan en la Comisión Europea en concepto de multas vienen precisamente de sus arcas públicas.

Según la última estadística oficial de Bruselas 'que recoge las sanciones en el año en que efectivamente recibe el ingreso correspondiente, dado que antes pueden ser recurridas', España ha pagado un total de 53,9 millones de euros solo en los últimos cinco ejercicios. Esa suma supera en 5,4 veces el segundo mayor castigo económico aplicado por la CE, que recae en Bélgica con otros 10 millones.

El tercer puesto entre los socios europeos que más multas han pagado lo ocupa Grecia, con 5,4 millones, seguida de Irlanda con 4,1 millones y Suecia con dos. Por detrás de ellos se acabaron las sumas millonarias y la que aparece es Portugal con solo 388.000 euros.

Los motivos de esas sanciones son fundamentalmente tres: incumplir las directivas europeas, trasladarlas con retraso a la normativa nacional o directamente desobedecer sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión (TJUE). Esto último es lo que le sucedió a España con la reforma del sector de la estiba.

En diciembre de 2014 el TJUE dio la razón a Bruselas, al estimar que en la estiba había monopolio de 'facto'. Pero como el Gobierno no cambió la situación pese a ser expedientada, en 2006 volvió a la carga proponiendo dos multas que llegaron a sumar más de 24 millones. La reforma del sector no se aprobó hasta mayo pasado, pero la admisión de culpa y su «buena fe» concedió cierto indulto a España, reduciendo su castigo a tres millones.

Cuerpo Europeo de Solidaridad: se cumple un año desde su puesta en marcha

Hoy se cumple el primer aniversario de la creación del Cuerpo Europeo de Solidaridad.
En el año que lleva activo el Cuerpo Europeo de Solidaridad se han inscrito en él 42 745 jóvenes de todos los Estados miembros, 2 166 de los cuales han iniciado sus colocaciones en 1 434 organizaciones.
Günther H. Oettinger, comisario de Presupuesto y Recursos Humanos, ha declarado lo siguiente: «Los jóvenes trabajarán en proyectos fundamentales, trabarán amistades para toda la vida y contribuirán positivamente a nuestra sociedad bajo el sello de calidad del Cuerpo Europeo de Solidaridad».
Tibor Navracsics, comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, ha declarado: «Estoy encantado de que tantos jóvenes de toda Europa crean en la solidaridad y se comprometan con el voluntariado, la formación o el trabajo para ayudar a otras personas. Un año después de la puesta en marcha del Cuerpo Europeo de Solidaridad, muchos de ellos ya han conseguido cambios apreciables, aportando ayuda y esperanza a quienes lo necesitan. Ahora es necesario adoptar rápidamente una base jurídica y un presupuesto propios para los próximos años que permitan materializar los beneficios potenciales del Cuerpo Europeo de Solidaridad».
Marianne Thyssen, comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, ha añadido: «Participar en el Cuerpo Europeo de Solidaridad no solo es una gran ocasión de mostrarse solidario, también permite a los jóvenes adquirir nuevas capacidades y aporta un valor añadido a su currículum. Espero que se adopte rápidamente nuestra propuesta de refuerzo del Cuerpo Europeo de Solidaridad para que podamos ofrecer aún más oportunidades a la juventud europea.»
Desde la puesta en marcha del Cuerpo Europeo de Solidaridad, los participantes han sido activos en toda Europa. En agosto de 2017, por ejemplo, un grupo de voluntarios del Cuerpo Europeo de Solidaridad llegó a Nursia, Italia, para sumarse a los esfuerzos de reparación de los daños y restablecimiento de los servicios sociales para la comunidad local afectada por los graves terremotos que asolaron la región un año antes. En total, doscientos treinta miembros del Cuerpo Europeo de Solidaridad prestarán apoyo hasta 2020 a los municipios italianos afectados por los terremotos. Otros participantes en el Cuerpo Europeo de Solidaridad trabajan, por ejemplo, con jóvenes de entornos desfavorecidos o con necesidades especiales, con refugiados o con ancianos, desde Róterdam, en los Países Bajos, a Aveiro, en Portugal, pasando por muchos otros lugares de Europa.
La propuesta de la Comisión de reforzar el Cuerpo Europeo de Solidaridad, dotándolo de una base jurídica y un presupuesto propios, y de ampliar sus actividades se debate actualmente en el Consejo y el Parlamento Europeo. El 20 de noviembre de 2017, en el Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte, los Estados miembros alcanzaron un acuerdo informal que allana el camino para un acuerdo final con el Parlamento Europeo.

Se pone en marcha el Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018

En el Foro Europeo de la Cultura celebrado en Milán hace unos días, se iniciaron las celebraciones relacionadas con el Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018.
El Año Europeo del Patrimonio Cultural centrará su atención en el rico patrimonio cultural de Europa, destacando su papel en el fomento de un sentimiento compartido de identidad y la construcción del futuro de Europa
El comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Tibor Navracsics, que ha puesto en marcha de manera oficial el Año Europeo del Patrimonio Cultural, ha declarado lo siguiente: «El patrimonio cultural ocupa un lugar central en el estilo de vida europeo. Define quiénes somos y crea un sentido de pertenencia. El patrimonio cultural no solamente está formado por la literatura, el arte y los objetos, sino también por las habilidades que aprendemos, las historias que contamos, los alimentos que consumimos y las películas que vemos. Debemos preservar y proteger nuestro patrimonio cultural para las generaciones venideras. Este año de celebraciones será una magnífica ocasión para animar a la gente, especialmente a los jóvenes, a explorar la rica diversidad cultural de Europa y a reflexionar sobre el lugar que el patrimonio cultural ocupa en todas nuestras vidas. Además, el patrimonio cultural nos permite comprender el pasado y construir nuestro futuro».
   
Asistieron al acto el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, el ministro de Cultura de Estonia, Indrek Saar, en representación de la Presidencia Estonia del Consejo de la UE, el ministro de Cultura de Italia, Dario Franceschini, la presidenta de la Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Europeo, Petra Kammerevert, y 800 representantes del sector cultural y la sociedad civil de la UE.
El objetivo del Año Europeo del Patrimonio Cultural es sensibilizar acerca de la importancia social y económica del patrimonio cultural. Miles de iniciativas y actos en toda Europa ofrecerán la posibilidad de implicar a ciudadanos de todos los orígenes. El objetivo es llegar hasta un público lo más amplio posible, en particular los niños y los jóvenes, las comunidades locales y las personas que no suelen estar en contacto con la cultura, a fin de promover un sentido de pertenencia común.
Los proyectos y las iniciativas realizados en los Estados miembros, los municipios y las regiones de la UE se complementarán con proyectos transnacionales financiados por la UE. Por ejemplo, la Comisión organizará con los Estados miembros las «Jornadas del Patrimonio» como un acto emblemático del Año Europeo del Patrimonio Cultural a fin de iniciar los trabajos sobre un plan de acción a largo plazo de la UE para la cultura y el patrimonio cultural. Se tratará de un seguimiento de los debates de los dirigentes de la UE sobre educación y cultura celebrados el 17 de noviembre en Gotemburgo.

Según una nueva encuesta del Eurobarómetro, 8 de cada 10 europeos creen que el patrimonio cultural no solamente es importante para ellos personalmente, sino también para su comunidad, región, país y la Unión Europea en su conjunto. Una gran mayoría se sienten orgullosos del patrimonio cultural, tanto si está situado en su propia región o país como en otro país europeo. Más de 7 de cada 10 europeos también están de acuerdo en que el patrimonio cultural puede mejorar su calidad de vida. La encuesta muestra asimismo que 9 de cada 10 creen que el patrimonio cultural debería enseñarse en las escuelas. Tres cuartas partes de los europeos creen básicamente que los Estados miembros y la UE deberían asignar más recursos a la protección del patrimonio cultural de Europa.

Bruselas lanza la reforma más ambiciosa del euro desde su entrada en vigor

Es posible que el 6 de diciembre de 2017 sea recordado como el día en el que la Comisión Europea se atrevió a dar el impulso definitivo al euro, que llegó a los ciudadanos el 1 de enero de 2002. Hay revoluciones disfrazadas de evoluciones y ésta puede ser una.

La propuesta presentada es del Colegio de Comisarios de la Comisión -el día 15 la abordarán los jefes de Estado de la UE- e incluye la creación de un FMI europeo (FME) a partir del MEDE, el fondo de rescate actual. También establece varios instrumentos presupuestarios para salvar a países en dificultades y ayudar a los que no tienen la moneda única a realizar las reformas necesarias para acceder al club (ahora son 19 de los 28).Por último, crea un superministro de Finanzas que presidirá el Eurogrupo y tendrá rango de vicepresidente de la Comisión.
En Bruselas, admiten fuentes comunitarias, están hartos de arreglar el tejado mientras las llamas devoran la casa. Buscan un sistema antiincendios eficaz que permita parapetarse de cara a la próxima crisis.
"Ha llegado la hora de que tomemos las riendas del futuro de Europa. El fuerte crecimiento económico actual nos anima a avanzar para velar por que nuestra Unión Económica y Monetaria (UEM) esté más unida, sea más eficaz y democrática y funcione para todos los ciudadanos europeos. El mejor momento para hacer obras es cuando el sol brilla", recalcó el presidente del Ejecutivo, Jean-Claude Juncker.

 El veterano luxemburgués, europeísta convencido y convincente, se juega su legado y ha lanzando un órdago a mayor a una Alemania desorientada como nunca, sin saber muy bien como Merkel resolverá el sudoku para poder gobernar. Junto a Berlín está el grupo de sospechosos habituales, sobre todo una Holanda que jugó con fuego en las últimas elecciones y no está dispuesta a entrar en aventuras raras en la UE para alimentar a los eurófobos.
Esto es, los países acreedores siguen teniendo una gran alergia a compartir riesgos, transferencias fiscales o garantías en común. Por contra, París, Roma y Madrid defienden estas propuestas sin ambages. De hecho, incluso irían mucho más allá, sobre todo el francés Emmanuel Macron, líder del nuevo europeísmo.

La columna vertebral de la propuesta es implementar el FME, algo a lo que la gran mayoría de países está a favor. El diablo, como siempre, está en los detalles. Bruselas, grosso modo, propone que sea la red de seguridad de todo el entramado económico financiero. Propone mantener su capacidad de préstamo en 500.000 millones ampliables y que sea una institución recogida en los Tratados, a fin de darle carta de naturaleza y que el Parlamento tenga capacidad de decisión.

El actual MEDE es una herramienta intergubernamental a merced de las capitales, que no desean ceder esta competencia a la Comisión. Un Ejecutivo que, además, quiere eliminar la obligatoriedad de la unanimidad para algunas decisiones y así dejar avanzar al grueso.


Como objetivos se busca incentivar las reformas estructurales de los Estados, crear un instrumento de convergencia para los ocho países fuera del euro -pensando en el "post-brexit"- y reforzar la unión bancaria. La guinda será "lograr mantener los niveles de inversión en caso de grandes choques asimétricos".

La Unión Europea refuerza su apoyo a la Educación para todos con una aportación de 100 millones de euros

El pasado 6 de diciembre, el comisario para la Cooperación Internacional y el Desarrollo, Neven Mimica, anunció esta contribución para la reposición de los recursos financieros de la Alianza Mundial para la Educación.
Esta nueva financiación se suma a los 375 millones de euros ya comprometidos en 2014 para la Alianza Mundial para la Educación. Este apoyo contribuirá a garantizar el acceso de todos a una educación de calidad de manera equitativa y a promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, contribuyendo así al logro de los objetivos de desarrollo sostenible y al deseo de no dejar a nadie atrás.
En esta ocasión, el Comisario Mimica hizo hincapié en la urgente necesidad de que todos los socios trabajen juntos para revertir la tendencia descendente de la ayuda a la educación: "Nuestras acciones realmente pueden marcar la diferencia para millones niñas y niños de todo el mundo que no van a la escuela. Gracias al desembolso suplementario de los 100 millones de euros, más de 25 millones de niños adicionales completarán la educación primaria o el primer ciclo de la educación secundaria.”
En la actualidad, en muchos países, más de las tres cuartas partes de los niños de escuela primaria y secundaria no adquieren las habilidades mínimas de lectura. Para abordar esto, la UE está ayudando, por ejemplo, a hacer frente a la escasez de profesores, reconociendo que África necesitará 6 millones de maestros de primaria adicionales para 2030. Sigue ayudando a los países socios a fortalecer sus sistemas educativos y la responsabilidad mutua de todos los actores involucrados en la provisión de una educación de calidad.

Hasta la fecha, el apoyo de la UE a la Alianza Mundial para la Educación ha contribuido, en el año de referencia 2014, a la matriculación en la escuela primaria de 64 millones de niños más en comparación con 2002. Además, el número de niños que completaron la educación primaria alcanzó el 73% en 2014, en comparación con el 63% en 2002, lo que permite constatar que los esfuerzos de la UE están dando sus frutos.

La OCDE avisa a España de que el número de jubilados por cada trabajador se duplicará en 2050

Será la segunda economía avanzada más envejecida, sólo por detrás de Japón, con 76 personas mayores de 65 años por cada 100 en edad activa. El envejecimiento de la población es uno de los principales retos que afronta España y el gran problema para la sostenibilidad del sistema de pensiones. Así lo advierte un informe de la OCDE publicado hace unos días, que va un poco más allá y realiza una proyección sobre el crecimiento del número de jubilados en los próximos 35 años, lo que dibuja un panorama preocupante para las maltrechas finanzas de la Seguridad Social. En concreto, el número de pensionistas por cada trabajador será más del doble en 2050 respecto a la ratio actual. Así, pasará de las 30 personas mayores de 65 años por cada 100 trabajadores de entre 20 y 64 años de 2015, a los 76 jubilados por cada 100 personas en edad activa en 2050.

 En concreto, este gran incremento de las personas en edad de jubilación colocará a España como el segundo país de la OCDE más envejecido, sólo por detrás de Japón (cuyo ratio será del 77,8%). La media de la OCDE se situará en el 53,2% en 2050. Es decir, España superará por más de 20 puntos el promedio. Precisamente, la reforma de las pensiones aprobada en 2013 incluye el factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019 -que reduce la cuantía mensual de la pensión a medida que aumenta la esperanza de vida-. Una variable que provocará una reducción de las prestaciones, según la mayoría de estimaciones. El informe de la OCDE recoge este cambio, pero deja expresamente fuera su impacto por su "complejidad".

A pesar de estas previsiones de envejecimiento, el informe de la OCDE recoge que la tasa de reemplazo de las pensiones en España (la relación entre el importe de la pensión y el último salario) será del 82% para un joven de 20 años que empezó su vida activa en 2016 y que cubra el periodo completo de cotización para jubilarse. Es una cifra muy por encima del 63% de media de la organización o del 71% de la UE. Tanto que la OCDE avisa de que este sistema de generosidad es "demasiado alto", aunque todavía existen países con tasas del 102% como Turquía, o muy cercanas al 100% como Holanda, Portugal o Italia. Sin embargo, la tasa de reemplazo en España bajará significativamente con la aplicación del factor de sostenibilidad, pero la OCDE no lo incluye en sus cálculos.


"El envejecimiento de la población, que se acelerará a un ritmo muy rápido en España, presiona sobre la sostenibilidad financiera y la adecuación de los ingresos de los sistemas de pensiones", explica el documento. La fórmula para financiar las pensiones del futuro es el principal tema de discusión en el Pacto de Toledo, aunque la situación política ha encallado las negociaciones. De momento, el Gobierno acaba de utilizar otros 3.586 millones de la hucha de las pensiones para pagar la extra de Navidad y sólo quedan 8.095 millones en ese fondo de reserva que se agotarán el próximo año. De hecho, será necesario habilitar un nuevo préstamo a la Seguridad Social en 2018 (en 2017 fueron 10.000 millones).

En cualquier caso, el informe advierte de que la situación en España puede deteriorarse más debido al paro persistente y la alta tasa de temporalidad, lo que reduce los importes de la pensión a una parte de la población. De hecho, una de las consecuencias de esta situación es el actual déficit de la Seguridad Social de 18.000 millones, un agujero que se mantendrá prácticamente igual en 2017.

Otra de las medidas analizadas por la OCDE tiene que ver con el retraso en la edad de jubilación. En concreto, en España este umbral se sitúa ahora mismo en los 65,3 años. Una cifra que se elevará de forma gradual hasta llegar a los 67 años en 2027, según consta en la reforma de las pensiones. Aunque aquellas personas que hayan cubierto por completo el periodo de cotización (38,5 años) podrán jubilarse a los 65 años.

El informe estima que la edad media de jubilación en la OCDE en 2050 será de 66 años, pero hay países que todavía retrasarán más la edad de retiro como Dinamarca (74 años).

Los españoles pagan la quinta factura de la luz más cara de toda Europa

La oficina estadística europea, Eurostat, acaba de publicar una comparativa de los precios medios que pagan los consumidores domésticos por la electricidad en los países de la Unión, correspondientes al primer semestre de este 2017. Los de España están de nuevo en los puestos de cabeza, concretamente en el quinto lugar. Solo daneses, alemanes, belgas e irlandeses abonan más por el recibo de la luz.
Por debajo de España están países tan boyantes como Austria, Suecia o el Reino Unido, donde el salario medio es un 60 % más elevado.

Con respecto a informes anteriores, Bélgica se ha colado en el quinteto ganador, degradando un escalón a España, que era la cuarta más cara. Claro que la factura para los belgas se ha disparado un 10 % en el primer semestre del año en comparación con el mismo período del 2016. En España, los precios se encarecieron un 5,1 %, cuando la media de la Unión Europea fue del 0,5 %

.

Solo daneses, alemanes, belgas e irlandeses abonan más por la electricidad Los incrementos más acusados del semestre los sufrieron los chipriotas (22 %) y los griegos (12,8 %). Por el contrario, hubo países en los que el precio de la electricidad se abarató, como Italia (11,2 %), Croacia (10,2 %)y Lituania (9,3%). Los precios medios domésticos se redujeron incluso en un país como Holanda, en el que el salario medio es casi un 90 % más alto que en España (50.000 euros anuales, frente a 26.700 en el 2016).

El precio doméstico de la luz sí se acompasa con los sueldos en la tabla baja del ránking. Así, los países de la Unión en los que resulta más barato encender la luz son Bulgaria, Lituania, Hungría, Croacia, Rumanía, Estonia... Todos son Estados cuyos ciudadanos pasan apuros para llegar a fin de mes, ya que los salarios medios son irrisorios. Los que más ganan de ellos son los croatas (12.400 euros de media al año), y de ahí para abajo.

La estadística de Eurostat detalla también la presión fiscal que cada país aplica al recibo de la luz. En ese aspecto, España no sale tan mal parada, pues lo grava con un 21 % de IVA, cuando la media de la Unión es del 37 %. Pero, restando ese gravamen, el precio de la electricidad que pagan los españoles escala hasta el tercer puesto entre los más caros, como se puede comprobar en el gráfico inferior. Un motivo puede ser que la política energética desarrollada por los Gobiernos sucesivos ha provocado que casi el 60 % de lo que se abona en la factura de la luz en España sean costes que permanecen casi invariables a lo largo de los años. Por ejemplo, en el recibo se paga a plazos la deuda que acumuló el sistema hasta hace dos años; o las distintas subvenciones de reciben las empresas. El coste real de la energía consumida supone algo más de un tercio de la factura.

martes, 5 de diciembre de 2017

El BEI y Grifols acuerdan un nuevo préstamo para impulsar la investigación en enfermedades crónicas y minoritarias bajo el "Plan Juncker"

El Banco Europeo de Inversiones, BEI, y Grifols han firmado hoy un préstamo de 85 millones de euros para apoyar las inversiones de I+D+i de la empresa, centradas en la búsqueda de nuevas indicaciones terapéuticas para las proteínas plasmáticas destinadas al tratamiento de enfermedades crónicas y minoritarias. El acuerdo cuenta con el apoyo del Fondo Europeo para Inversiones. El FEIE es el pilar central del Plan de Inversiones para Europa, conocido como "Plan Juncker”.
Las condiciones financieras, ventajosas para la compañía, incluyen tipo de interés fijo, vencimiento en 2027 y dos años de carencia.
Las actividades de investigación que se podrán desarrollar bajo este préstamo permitirán mejorar la salud y calidad de vida de los pacientes, facilitando recursos financieros para mejorar la capacidad de innovación en la investigación médica que se desarrolla en la UE. El acuerdo contribuirá a crear empleo cualificado y a impulsar la investigación biocientífica dentro de las universidades, hospitales y centros de investigación que colaboran con la empresa Grifols.
Se trata del segundo préstamo que el BEI concede a Grifols bajo el marco del Plan de Inversiones para Europa. Grifols fue una de las primeras empresas europeas en recibir el apoyo del Plan Juncker en 2015. La compañía valoró muy positivamente la primera experiencia de financiación con esta institución y, con este segundo préstamo, vuelve a poner en valor esta vía de financiación complementaria para sus proyectos de I+D+i.
Como compañía innovadora en el ámbito de la salud, Grifols destina importantes recursos a I+D+i a través de un enfoque de innovación integral. A 30 de septiembre de 2017, la inversión neta en I+D+i ascendió a 201,6 millones de euros, con un crecimiento del +23,8% en relación al mismo periodo del año anterior.
Sobre el BEI y el “Plan Juncker”
El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la UE cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.
El Plan de Inversiones para Europa, conocido como el «Plan Juncker», es una de las prioridades absolutas de la Comisión Europea. Se centra en impulsar las inversiones para crear empleo y crecimiento mediante un uso más inteligente de recursos financieros nuevos y ya disponibles, eliminando obstáculos a la inversión y proporcionando visibilidad y asistencia técnica a proyectos de inversión.
El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas es el principal pilar del «Plan Juncker» y proporciona garantías a primeras pérdidas, lo cual hace posible que el BEI pueda invertir en más proyectos que a menudo llevan aparejado un riesgo mayor. Ya se han observado resultados concretos derivados del FEIE. Se prevé que los proyectos y acuerdos aprobados para su financiación al amparo del FEIE movilicen más de 250.000 millones de euros en inversiones y apoyen a cerca de 528.000 pymes de los 28 Estados miembros.
Sobre Grifols
Grifols es una compañía global que desde hace más de 75 años contribuye a mejorar la salud y el bienestar de las personas impulsando tratamientos terapéuticos con proteínas plasmáticas, tecnología para el diagnóstico clínico y especialidades farmacéuticas de uso hospitalario.

Con sede central en Barcelona (España) y presencia en más de 100 países, Grifols es una de las compañías líderes en la producción de medicamentos derivados del plasma y en obtención de plasma, con cerca de 180 centros de donación. 

lunes, 4 de diciembre de 2017

España no reduce la brecha de riqueza con la media de la UE


La convergencia entre las economías más ricas y pobres de la zona euro se está reanudando. Sin embargo, lo hace a un ritmo lento y las brechas de ingresos siguen siendo enormes. En definitiva, el euro no ha servido de catalizador para reducir la desigualdad, según un estudio publicado  por el Banco Central Europeo. España, de hecho, no ha reducido la brecha aunque la ha mantenido respecto a la media de la UE.

Siempre se consideró que la entrada en la unión monetaria impulsaría el crecimiento de los países mediterráneos y del Este al asegurar la confianza y, por tanto, atraer inversiones. 'Es sorprendente que haya habido poca convergencia entre los países del euro, pese a sus diferencias en el PIB per cápita', asegura el estudio, que no representa necesariamente la opinión del BCE.

'Al contrario de las expectativas iniciales de que el establecimiento del euro actuaría como catalizador para una convergencia real más rápida, se ha producido poca convergencia, si es que ha habido alguna, durante el periodo 1999-2016', recalca. Italia registró el peor comportamiento relativo. Los avances iniciales fueron anulados por la crisis de deuda del bloque.

El estudio concluye que el euro por sí solo ni aumenta ni dificulta la convergencia, pero en el caso del sur de Europa probablemente enmascaró problemas más amplios previos a la moneda común. Es más probable que entre las causas de divergencia estén un bajo crecimiento de la productividad, una gestión institucional débil y un uso deficiente de la inversión, más que la rigidez de la moneda única.
Los esfuerzos por las reformas y la reciente recuperación del bloque podría detener este proceso, aunque es demasiado pronto para concluir si los cambios son cíclicos o más estructurales. Irlanda y España, en particular, pueden estar una vez más cerrando la brecha de ingresos, mientras que otros ya no se quedan atrás. Lituania, Estonia, Letonia, Eslovaquia y Rumanía 'que no pertenece al euro' han logrado la mayor convergencia.

La emigración a Reino Unido registra una caída anual récord tras el Brexit


El Bréxodo ha comenzado. La inmigración neta en Reino Unido ha sufrido la mayor caída anual, desde que existen registros, en los 12 meses después de que los británicos decidieran en referéndum abandonar la Unión Europea. La bajada, según estadísticas oficiales, obedece al descenso en las llegadas y el aumento en las partidas de ciudadanos europeos.

Desde el pico histórico de 336.000 personas del final de junio de 2016, la inmigración neta 'personas que llegan menos las que se van' cayó a las 230.000 en junio pasado. Tres cuartas partes de esa caída de 106.000, la mayor desde 1964, corresponde a ciudadanos de la UE. El número de europeos que ha abandonado Reino Unido en el año posterior al referéndum del 23 de junio de 2016 ha crecido un 29% hasta 123.000, la mayor cifra de emigración europea de Reino Unido desde la Gran Recesión de 2008.

Aún son más los ciudadanos europeos que llegan a vivir a Reino Unido (230.000) que los que se van (123.000). Pero el número de los primeros bajó en 54.000 y el de los segundos subió en 28.000, lo que coloca la inmigración neta de la UE en su nivel más bajo desde 2013. Y, mientras que el número de personas que vienen a un puesto de trabajo determinado permanece estable, el número de personas que vienen a buscar trabajo ha descendido en un 43%.

'Los cambios sugieren que el Brexit es probable que sea un factor en la decisión de la gente de venir o irse de Reino Unido, pero las decisiones de migrar son complejas y otros factores también influirán en las cifras', explica Nicola White, de la Oficina Nacional de Estadística. Entre esos otros factores estarían el freno al crecimiento económico, el mejor desempeño de la economía europea y la caída de la libra. La migración neta de fuera de la UE, que requiere visado, también cayó de 196.000 a 173.000 y sigue siendo sustancialmente mayor que la europea.

La cifra de inmigración neta está aún lejos del compromiso de la primera ministra Theresa May, que prometió dejarla por debajo de los 100.000, un valor del que no ha bajado desde 1998. La promesa, formulada por vez primera en 2010 por su predecesor, David Cameron, trata de confortar a los británicos preocupados por la supuesta presión que ejerce la migración en los servicios públicos. Los críticos con el Ejecutivo sostienen que la presión en la sanidad y la educación procede más bien de los recortes en la financiación debidos a las políticas de austeridad y contención del gasto protagonizadas por los Gobiernos conservadores después de la Gran Recesión.

La voluntad de reducir la inmigración, coinciden los expertos, fue uno de los principales motores del voto en favor de abandonar la Unión Europea. Pero diversos estudios han revelado que la inmigración europea, la única a la que afectará el Brexit, es contribuidora neta a las arcas públicas.
 

miércoles, 29 de noviembre de 2017

El borrador de la nueva PAC plantea topes en los pagos a los agricultores


 La nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) empieza a definirse a dos años vista de que deba arrancar un nuevo modelo. Los planteamientos de Bruselas pasan por obligar a que los Estados miembros cofinancien las ayudas directas, que hasta ahora asume exclusivamente la Comisión Europea, y que se deje en manos de los países tanto si participan o no en esos pagos como una mayor capacidad para gestionar el presupuesto general de la PAC cada territorio.

Igualmente se plantea orientarla más hacia criterios medioambientales que productivos y favorecer la creación de asesores en las explotaciones que sirvan para un mejor desarrollo tecnológico de las mismas y una mejor comercialización.

La nueva PAC debería entrar en vigor en 2020, pero todo apunta a que habrá prórroga de la actual. A pesar de eso, Bruselas ha iniciado el proceso para elaborar la futura política agraria. El debate entre los países arrancará el próximo año. Tras varios borradores, el comisario de Agricultura, Phil Hogan, presentará este miércoles un documento de orientaciones.

Será un texto genérico y en el mismo se recogerán aspectos como la decisión de la UE de una futura política agraria que apueste más por la innovación, con menor burocracia y por un enfoque más hacia criterios medioambientales, en la línea de combatir los efectos del cambio climático, que por criterios meramente productivos de las explotaciones.

En el último borrador que maneja el irlandés Hogan se plantea también que esas ayudas directas tengan un tope a partir del cual el beneficiario no pueda cobrar más, aunque no se especifica. El comisario europeo de Agricultura había planteado en el anterior borrador conocido que se podría introducir un importe máximo de pago directo por beneficiario en el rango entre 60.000 y 100.000 euros. Ahora no existe tope alguno, aunque a partir de los 150.000 euros de ingresos se introduce una modulación que las acota.


 El documento de Hogan habla de un objetivo siempre anunciado: reducir la burocracia y simplificar la PAC, y orientarla más hacia la innovación. "Es crucial que el apoyo al conocimiento, la innovación y la tecnología se convierta en un componente central de la nueva PAC y que los esquemas destinados a mejorar el rendimiento económico o ambiental/climático estén vinculados a los servicios de asesoramiento que proporcionan habilidades", señala el texto. En este sentido se recoge la creación de asesores en las explotaciones para su impulso.

martes, 28 de noviembre de 2017

La UE renueva la licencia del glifosato hasta el 2022

El glifosato, el herbicida más utilizado en todo el mundo, seguirá comercializándose en territorio europeo al menos durante otros cinco años. La Unión Europea ya tiene vía libre para prorrogar la renovación de la licencia que expiraba a mediados de diciembre. Tras varios intentos fallidos y meses de incertidumbre, Bruselas ha conseguido los avales suficientes para sacar adelante una propuesta muy polémica que ha recibido 18 votos a favor, 9 en contra y una abstención.
“El voto de hoy muestra que, cuando todos queremos, somos capaces de compartir y aceptar nuestra responsabilidad colectiva en la toma de decisiones”, ha valorado el comisario de Sanidad, V. Andriukaitis, tras la decisión adoptada en el seno del comité de apelaciones. Para ser validada la propuesta, necesitaba el apoyo de 16 de los 28 estados miembros que representaran al menos el 65% de la población de la UE. Un requisito que fue imposible cumplir en el intento del pasado 9 de noviembre.
Entonces solo 14 países apoyaron el plan de Bruselas, 9 votaron en contra y 5 se abstuvieron. En esta ocasión, cuatro países –Alemania, Bulgaria, Polonia y Rumanía- han optado in extremis por cambiar su voto pasando de la abstención al 'sí', lo que ha permitido cambiar los equilibrios y ha dado al bando partidario de la renovación la mayoría cualificada necesaria. Caso destacado, por ejemplo, es el de Alemania, que precisamente hace una semana rompió las negociaciones de Gobierno con los ecologistas.
Mayoría cualificada a favor
Además, de estos cuatro países, también han votado a favor República Checa, Dinamarca, Estonia, Irlanda, España, Letonia, Lituania, Hungría, Holanda, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia, Suecia y Reino Unido. Por su parte, Portugal ha mantenido su abstención, mientras que Bélgica, Grecia, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Malta, Austria y Luxemburgo, como ya hicieran en noviembre, han votado en contra del herbicida que Monsanto comercializa con el nombre de Roundup.
Según la ministra luxemburguesa de Medio Ambiente, C. Dieschbourg, su negativa se debe a que la oferta de Bruselas “no ofrece una señal clara de retirada progresiva del glifosato”. “La lucha tiene que continuar”, ha reivindicado. El mismo argumento esgrimido por Bélgica para oponerse, en línea con la posición de la Eurocámara, que hace unas semanas pidió la prohibición total con una eliminación gradual en un plazo de cinco años.
El siguiente paso ahora será la adopción formal por parte de la Comisión Europea antes de que la licencia de comercialización actual expire, el próximo 15 de diciembre. 
Producto polémico

La OMS le puso la etiqueta de “probable carcinógeno” en 2015. El anuncio reactivó la campaña en contra y obligó a la UE a encargar sus propios informes –a la Agencia de Productos Químicos y a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria- que a principios de este año echaron más leña al fuego al concluir que “no hay evidencias científicas” como para clasificarlo como “cancerígeno, mutágeno o toxico para la reproducción”. La decisión augura más polémica. Greenpece ha lamentado que los gobiernos han optado de nuevo por hacer oídos sordos a las advertencias de científicos independientes.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Descenso en la producción agrícola de la UE

La producción agrícola total en la Unión Europea descendió un 2,8% en 2016 en comparación con 2015. Dicha bajada se debe a las caídas en la producción de animales y cultivos.
Las estimaciones económicas de la agricultura muestran que la producción agrícola total en la Unión Europea se situó en 405.000 millones de euros a precios básicos en 2016, lo que supone un descenso del 2,8% en comparación con 2015. En 2016, el equivalente al 59% del valor de la producción agrícola generada, se gastó en el consumo intermedio (insumo de bienes y servicios), mientras el valor añadido bruto (es decir, el valor de la producción menos el valor del consumo intermedio) equivalía al 41% (165.7 billones de euros).
Con 70.300 millones de euros (o el 17% del total de la UE) en 2016, Francia tuvo la producción agrícola total más alta de todos los Estados miembros, seguida por los siguientes países: Italia (53.400 millones de euros, o el 13%), Alemania (52.900 millones de euros, o el 13%), España (46.800 millones de euros, o el 12%), el Reino Unido (27.900 millones de euros, o el 7%), los Países Bajos (27.000 millones de euros, o el 7%), Polonia (22.400 millones de euros, o el 6%) y Rumania (15.4 billones de euros, o 4%).
En 2016, en comparación con 2015, el valor de la producción agrícola siguió patrones constantes entre los Estados miembros de la UE. En términos relativos, el mayor aumento de la producción agrícola se ha registrado en Eslovaquia (+10.7 %) y la mayor caída se ha observado en Estonia (-19.8%). Finalmente, cabe destacar una disminución significativa del valor de la producción de cereales, leche y ganado.

Esta información proviene de los datos finales emitidos por Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea. 

domingo, 26 de noviembre de 2017

Unión de la Energía: el año del compromiso

El tercer informe sobre el estado de la Unión de la Energía pone de manifiesto que la transición de Europa hacia una sociedad hipocarbónica se está convirtiendo en una nueva realidad para la UE.
Gracias a los avances logrados en 2017, la UE está llevando a la práctica el proyecto de la Unión de la Energía y generando empleo, crecimiento e inversiones. Se están adoptando medidas para apoyar una transición socialmente justa hacia las energías limpias. Ha llegado el momento de movilizar a la sociedad —ciudadanos, municipios, zonas rurales, empresas, mundo académico e interlocutores sociales— para que haga plenamente suya la Unión de la Energía, la haga avanzar y participe activamente en el desarrollo de las soluciones del futuro.
El tercer informe sobre el estado de la Unión de la Energía pasa revista a los progresos realizados a lo largo del pasado año tras la publicación del segundo informe sobre el estado de la Unión de la Energía en febrero de 2017, y estudia las perspectivas para el año próximo.
Confirma que la transición energética no es posible sin adaptar las infraestructuras a las necesidades del futuro sistema energético. Las infraestructuras de energía, transporte y telecomunicaciones están cada vez más interrelacionadas. Las redes locales serán cada vez más importantes en la vida cotidiana de los ciudadanos europeos, que deberán adecuarse cada vez más a la electromovilidad, la producción descentralizada de energía y la respuesta a la demanda. Se han logrado progresos considerables, pero siguen existiendo cuellos de botella, especialmente en el ámbito de la electricidad. Para hacer frente a estos problemas, la Comisión ha adoptado una Comunicación sobre el objetivo de interconexión eléctrica del 15 % para 2030. Asimismo, ha adoptado la tercera lista de proyectos de interés común.
Conclusiones principales
Menos de tres años después de la publicación de la estrategia marco para la Unión de la Energía, la CE ha presentado, con su «Energía limpia para todos los europeos», casi todas las propuestas necesarias para dar cumplimiento al principio de «primero, la eficiencia energética», apoyar el liderazgo mundial de la UE en la lucha contra el cambio climático y el fomento de las energías renovables y garantizar un trato justo a los consumidores de energía.
En marzo, el conjunto de iniciativas «Europa en movimiento», cuyo objetivo es conseguir que el sector del transporte mantenga su competitividad en una transición socialmente justa hacia las energías limpias y la digitalización, así como el paquete de movilidad limpia presentado en noviembre —un paso decisivo en la aplicación de los compromisos de la UE en el marco del Acuerdo de París en lo que respecta al objetivo vinculante de reducir las emisiones nacionales de CO2 en al menos un 40 % de aquí a 2030—, son resultados palpables en el proceso de realización del proyecto de la Unión de la Energía.
La realización de la Unión de la Energía requiere compromiso y estrecha cooperación entre la CE, los Estados miembros y el conjunto de la sociedad. Precisamente por ello, los Estados miembros tendrán que ultimar para principios de 2018 los proyectos de planes nacionales integrados de energía y clima del período posterior a 2020. Disponer de esos proyectos de planes para principios de 2018 también es esencial para demostrar el firme liderazgo de la Unión en la escena mundial.
Los acontecimientos geopolíticos han mantenido la energía y el clima entre los asuntos prioritarios de 2017. La intención del Gobierno estadounidense de retirarse del Acuerdo de París llevó a la UE a dar muestras de liderazgo mediante el refuerzo de las sinergias entre sus diplomacias climática y energética. La UE seguirá reafirmando su compromiso con la lucha mundial contra el cambio climático y con el refuerzo de sus alianzas mundiales.
En el estado de la Unión también se subraya que, aunque los cambios mundiales en la producción de energía planteen graves dificultades para Europa, también crean oportunidades únicas para que esta consolide su posición de líder mundial en la transición hacia las energías limpias, garantizando al mismo tiempo la seguridad energética a todos sus ciudadanos. Mostrar ambición en cuestiones tales como las energías renovables, la eficiencia energética, la lucha contra el cambio climático y la innovación en materia de energías limpias y garantizar las señales de precios adecuadas en el mercado es una condición sine qua non para atraer inversiones en la modernización de la economía de la UE en su conjunto en beneficio de los ciudadanos.

La Unión de la Energía ha dado ya fruto, pero es primordial un compromiso continuo para concluir las tareas pendientes. El Parlamento Europeo y el Consejo deberán abordar con carácter prioritario todas las propuestas legislativas relacionadas con la Unión de la Energía presentadas por la Comisión.  

viernes, 24 de noviembre de 2017

Basta de violencia contra las mujeres: Declaración de la Comisión Europea con ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

«Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, decimos nuevamente que basta ya de violencia.

La violencia contra las mujeres y las niñas sigue teniendo lugar cada día, dentro y fuera de la Unión Europea. Esta violación de los derechos humanos está muy extendida y tiene muchos aspectos diferentes: se produce con independencia de la condición social, en el hogar, en el trabajo, en la escuela, en la calle, en el deporte o en línea. Limita la plena participación de las mujeres y las niñas en todos los aspectos de la sociedad - políticos, culturales, sociales y económicos.

Una de cada tres mujeres en Europa ha sufrido violencia física o sexual. El 80 % de las víctimas de trata en la UE son mujeres. En los países en desarrollo, una de cada tres jóvenes se casa antes de alcanzar los 18 años.

Sin embargo, las cosas han empezado a cambiar. A lo largo de los últimos 30 años, el número de casos de mutilación genital femenina ha disminuido un 50 % en África. En Asia Meridional, el porcentaje de niñas casadas menores de 15 años se ha reducido a la mitad. Y el reciente movimiento mundial #metoo, que contribuyó a llamar la atención sobre el alcance de la agresión sexual y el acoso en nuestras sociedades, ha alentado a las víctimas a hablar y a reclamar y defender sus derechos.

Para eliminar esta violencia de género de una vez por todas, tenemos que mejorar la educación y la legislación y cambiar las normas sociales. Europa ha dedicado el año 2017 a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, tanto en la esfera privada como en la pública. Abogados, médicos, profesores y policía, entre otros, están recibiendo formación para apoyar a las víctimas y prevenir la violencia por motivos de género, gracias a la ayuda financiera de la UE a las ONG.

Llevando la acción más allá de nuestras fronteras, hemos puesto en marcha junto con las Naciones
Unidas la Iniciativa Spotlight, con una inversión inicial sin precedentes de 500 millones EUR. La
Iniciativa aborda a escala mundial las causas profundas de la violencia contra las mujeres y las niñas, ayuda a las víctimas y les faculta para que contribuyan a unas sociedades más seguras, resilientes, ricas y libres.

La eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas es un primer paso hacia la paz y la seguridad mundiales y se encuentra en el núcleo de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. También es una condición previa para la promoción, la protección y el respeto de los derechos humanos, la igualdad de género, la democracia y el crecimiento económico.

La Unión Europea seguirá trabajando sin descanso con todos los instrumentos a su disposición para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas, convirtiéndola en algo del pasado».

Antecedentes

La violencia contra las mujeres y las niñas es uno de los abusos contra los derechos humanos más generalizados y dañinos a nivel mundial. Se estima que el 35 % de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia en algún momento durante su vida. Esta cifra aumenta al 70 % en algunos países. Este hecho constituye una barrera para la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y las niñas y, en general, para el desarrollo sostenible, y supone un impedimento para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por tanto, se requiere un compromiso global y continuo en todos los países y regiones para superarla.

La Comisión propuso la adhesión de la Unión Europea al Convenio de Estambul del Consejo de Europa. Están en curso los trabajos para su ratificación. La Comisión insta a aquellos Estados miembros de la UE que aún no han ratificado el Convenio a que lo hagan.
El año pasado, la Comisión puso en marcha la campaña NON.NO.NEIN - ¡Di NO! Basta de violencia contra las mujeres. Su objetivo era aumentar la concienciación en torno a este tema y financiar proyectos concretos para reducir el riesgo de violencia y apoyar a las mujeres afectadas. La Comisión Europea aportó una financiación de 15 millones EUR para los Estados miembros, las administraciones locales, los profesionales pertinentes y las organizaciones de la sociedad civil de toda Europa con objeto de intensificar sus acciones y campañas para combatir la violencia contra las mujeres.

En junio de 2017, la Comisión Europea asumió la dirección del «Llamamiento para la protección contra la violencia de género en las situaciones de emergencias». En situaciones de crisis humanitaria, la violencia de género suele generalizarse. Nos comprometemos a apoyar a las supervivientes y a erradicar este tipo de violencia. El llamamiento a la acción reúne a más de 60 organizaciones humanitarias con una misión: que la violencia de género sea reconocida como potencialmente mortal y se aborde desde la primera aparición de una crisis. Las mujeres y las niñas en riesgo de violencia necesitan nuestra atención más inmediata. Estamos decididos a utilizar nuestro liderazgo para llamar la atención sobre este problema y transformar nuestros esfuerzos en acciones concretas sobre el terreno.

La Iniciativa Spotlight, lanzada conjuntamente con las Naciones Unidas durante la 72.ª Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre, responde a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. Se centra en la violencia familiar y doméstica, la violencia sexual y de género y las prácticas nocivas, el feminicidio, la trata de seres humanos y la explotación sexual y económica. La Iniciativa se desarrollará entre 2017 y 2023 y dispone de una inversión inicial de 500 millones EUR, siendo la UE el principal contribuyente.